Páramos y Cicatrices

Cicatrices, Esther Seligson

En un mundo literario como el mexicano, fragmentado por ideologías mediocres y sobrepoblado por escritores  infantiles, y por desgracia de todas las edades, Esther Seligson marca la pauta y el camino a seguir por quienes deseen aprender a leer y escribir como se debe. Aquí un fragmento de su nuevo libro editado
por Páramo Ediciones.

CICATRICES 

 

a Ilán Semo 

Kadish: La cicatriz de Dios está en nuestra muerte.

 

      Poco importa si ella llegó por su propio pie o si por bala o tajo, cáncer o sida. O si la llamamos con somníferos, soga, fuego, gas o accidente.

      La cicatriz de Dios siempre se abre para darnos paso.

****

Tiempos de incertidumbre y destrucción: pan nuestro de cada día por el que no es preciso rezar.

      Tampoco por las cicatrices que omitimos maquillar.

****

Las religiones nada tienen que ver con el diálogo íntimo entre lo divino y lo humano.

      Ni siquiera pueden protegernos con su ritualismo de las cicatrices —imperceptibles siempre— que ese diálogo va dejando en el Vacío de su intimidad.

****

Para las heridas que va sajando la cotidianeidad, reencarnación, karma, eternidad del alma, resultan promesas de cicatrización a demasiado largo plazo.

****

¿No serán las estrellas cicatrices de las lágrimas que Dios derrama ante el desastre de Su Creación?

****

Si como es arriba es abajo, nuestra imagen y semejanza divina es sencillamente la cicatriz que le quedó al uno cuando, al contraerse en Su Vacío, generó —a través del Dos y del Tres— las “miríadas de creaturas y de formas”.

****

El silencio de Dios se vuelve tangible en cuanto se absorben las puntadas que suturan la cicatriz de Su Presencia.

      Es decir: como los profetas, más vale estar mortalmente herido por el venablo de Su Voz.

****

El monoteísmo es un malentendido. Es como pretender reducir la multiplicidad de nuestras heridas a una única cicatriz, queloide por añadidura, cuando que la perfección del unoensimismo no se pierde en el desbordamiento y despliegue variopinto de Su Creación.

      Así  lo entendieron el Hinduismo, la Kabalá judía y el mal llamado paganismo.

****

El camino de perfección transita por entre los 22 Arcanos Mayores. 22 Senderos que van abriendo sus cicatrices como portales iniciáticos desde la duda oscura hacia la Luz.

****

La costumbre de contraponer la eternidad de Dios a la finitud del Hombre.

      Ambos absolutos, sin embargo, implican una cicatriz cuyos bordes siempre supuran.

****

Cicatriz: Concierto de voces insepultas en el insomnio de la memoria.

****

Uno creería que toda cicatriz implica una herida previa.

      No siempre es así: hay cicatrices genéticas. Algunas otras se heredan con la nacionalidad.

****

En general los errantes contaminamos con el olor de nuestras cicatrices abiertas el horizonte de cualquier viaje que emprendamos, por inédito que sea.

****

Trasterrado: El que siembra en sus cicatrices de antaño heridas presentes y futuras que nunca cerrarán.

****

Gracias a Adán y a Eva el Conocimiento es una cicatriz indeleble, insondable… una philo-sophia, en suma…

****

La primera cicatriz es la que provocamos en el cuerpo de nuestra madre.

      En realidad es la Única: los bordes sólo se cierran con su muerte… y no siempre…

****

Cioraniana: La cicatriz del nacimiento no tiene cura.

****

En el odio hacia la madre nace nuestra primera cicatriz.

      En los celos hacia el padre, la segunda.

      A veces ocurre a la inversa. Como quiera que sea, ambas cicatrices permanecen de por vida.

****

El amor no tiene sexo, no tiene edad, no tiene hora.

      El amor no existe. Sin embargo, el Amor estaña todas las cicatrices.

****

No son los recuerdos, el dolor, la alegría quienes van tatuando en el rostro sus cicatrices, sino el misterio de la vida, su diario transcurrir.

      También las sajaduras de lo inexpresado, de lo que se guarda en el silencio, en el resentimiento, en la envidia.

****

Por más lisos que estén sus rebordes, el miedo también enchina a las cicatrices.

****

Los delirios de Poder desbordan cualquier cicatriz.

****

En el origen y al final, somos la causa de nuestras propias cicatrices, poco importa qué  o quién las motivó.

****

Toda ciudad lleva en su trazo vestigios de alguna cicatriz infestada de patrióticos gusanos, larvas fanáticas, huevecillos purulentos de tantas texturas como ciudadanos la habitan.

****

Lugar común: “…esas cicatrices que el amor deja en el alma…”

      —¿Y por qué no en el corazón?

      —El corazón es un músculo hueco.

****

Canción de cuna: Cría hijos y crearás cicatrices…

****

Jabesiana: ¿Y qué decir de las cicatrices que la escritura abre en la página blanca?

****

La vida es una interminable sucesión de heridas —es decir de decisiones— que a veces no cicatrizan, sobre todo cuando alguna se quedó pendiente del “y si hubiera”…

****

Poco a poco, dicen, hila la vieja el copo. Con las cicatrices, digo, de su juventud perdida.

****

Dime dónde escondes tus cicatrices y te diré quién eres.

****

Anda, sí, consulta tu carta astral: conocerás qué heridas no harán cicatriz.

****

La cicatriz más desesperada es la que se niega a reconciliarse consigo misma.

      Aunque también hay cicatrices dichosas: aquellas cuya herida fructificó  en el perdón.

****

Traicionarse a sí mismo provoca heridas que jamás cicatrizan.

****

En el cine apapacho mis cicatrices. El teatro quiero que me las abra a todo lo que dan.

****

Hay amores que nos descubren cicatrices cuya existencia ignorábamos por completo.

****

Ahí donde temes ser destruido o avasallado está tu cicatriz más sensible.

****

Las heridas de un corazón mezquino no forman cicatriz: se diluyen en su propia mezquindad.

****

Rehúso acomodar mis heridas y apasionamientos en la cicatriz de la Indiferencia.

****

En relación a los afectos en general, y al amor en particular, aún albergo una duda: ¿por qué si soy un ser de absolutos siempre termino por aceptar migajas?

      Sin embargo, me niego a contabilizar el monto de las diversas cicatrices que esa suerte de abstinencia me ha dejado.

****

—¿Por qué te tomas todo tan a pecho?

      Pregunta totalmente idiota. Si hubiese una razón precisa, y una respuesta, no llevaría cicatrices luminosas entre la oscuridad de las heridas.

****

La palabra, dicen, es lo que nos distingue de los animales.

      Creo que la diferencia esencial esté en la incapacidad del animal para expresar las cicatrices de su especie. Lo cual no significa necesariamente que nuestras heridas humanas sean más profundas.

****

Se habla de “el sentido” de la vida. Sí, la dirección va siempre, como en los ríos, en el sentido en que fluyen las heridas hacia la oceánica cicatriz del perdón… o del olvido…

****

El sueño es ese vehículo providencial que nos permite circular por nuestras más recónditas cicatrices sin restricción alguna.

      El único riesgo es que las abre, también, sin restricción alguna.

****

La mediocridad es un páramo sin heridas ni cicatrices. Es más: ni siquiera genera “dolores fantasma”.

****

Dice haber resuelto su pasado. Me pregunto si es eso lo que le da tal aspecto necrosado a las cicatrices que en vano trata de ocultar.

****

El melancólico repasa sus cicatrices como el piadoso las cuentas de su rosario.

****

¿Para qué enmascaras tus cicatrices si de cualquier modo su gruir te quita el sueño?

****

Un hijo(a) es una herida que jamás cicatriza.

      A eso se refiere Dios cuando “condena” a Eva a parir con dolor. Él ya había experimentado en carne propia las consecuencias de la maternidad.

****

El Conocimiento sólo se transforma en Sabiduría cuando es experimentado, vivido en carne propia.

      De cualquier otra manera apenas si es un mapa de cicatrices mudas vistas desde el aire.

****

Brujir: “Igualar los bordes de un vidrio después de cortado con un diamante.”

      Así  imagino será el paso de la vida a la muerte: sin dejar la menor cicatriz.

****

Tendemos a concluir demasiado naturalmente que la cicatriz es el resultado de una herida, que ésta ha de resolverse en aquella y sanseacabó.

      Y no hay razón objetiva para que suceda de otra manera.

      Para la memoria, sin embargo, la cicatriz es apenas la herida de la herida herida, una eterna fisura de la realidad absoluta de cada quien…

Advertisements

One thought on “Páramos y Cicatrices

  1. El Conocimiento sólo se transforma en Sabiduría cuando es experimentado, vivido en carne propia.

    ASI SE FORMAN LOS MEDICOS, GORDO, MUY ATINADA LA FRASE EN MI CASO Y MUY INTERESANTE EL FRAGMENTO, ACIDO, TAN LLENO DE ESTIGMAS,PERO CON UN DESMENUZAMIENTO TAN CLARO DE LA VIDA QUE ES UN DELEITE SEGUIR A SELIGSON A DONDE QUIERA LLEVARSE LA REFLEXION, MUY BUEN POST!!! SALUDOS!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: